domingo, 11 de noviembre de 2012

Cacerola bis y Obama “redux”

Hugo De Marinis

Una semana complicada y expectante. Obama deja bastante que desear, pero uno se llevó flor de jabón al ver que Romney perdió ahí nomás. Sí, son lo mismo; solo se presume que el último, fundamentalista del mercado y de la religión, era capaz de extremos intolerables. Al menos eso decían, creían y se asustaban los moderados yanquis y yanquiólogos mudados a estas partes de aquí, al norte de su país de origen.

Sobre el pucho, las cacerolas bis. Multitasking en efecto: la BBC en su versión local es la única que muestra algo. Los demás medios del medio, ni mu. Obvio, no se puede comparar con las olas desencadenadas por la elección celebradas al sur de donde estamos.

Entonces: los medios argentinos por internet; la tele pública y Cynthia temeraria, dura y preguntona, no recibe ni da cuartel, se las banca como ninguno/a, más militante que periodista (¿quién no lo es?, ¿quién arrojaría el primer peñascazo?). Zafó que la cascaran como al notero de C5N . Ya saben los del palo la conveniencia de mandar chicas. La clase media/alta paternalista no pega a las mujeres frente a las cámaras de televisión; con los varones…

TN, La Nación y Clarín , exultantes. Para no meter la gamba, no le preguntan nada a nadie.

El de los Mitre muestra una sección de instantáneas de caceroleros por el mundo. En esta ciudad que me acoge por lo visto no se pusieron de acuerdo y eso que busqué y que hay muchos paisanos, tanto disconformes como giles, eh. En Edmonton (unos 3.500 km al oeste de Toronto) sí, encontraron a uno, o este les mandó su fotito, con la que acompañamos estas líneas: ahí está, frente a una casa modesta en un paisaje gris y nevado – maldición anual de más o menos siete u ocho meses para inmigrantes provenientes de climas más agraciados.

Bien nacional el vago, mechudo y despeinado, da la impresión de haberse echado una siesta y de que recién se levanta; muestra un cartel escrito a mano que en letras grandes reza: “8N ¡Yo voy!”, y más pequeño: “Basta de gobernantes ineficientes, Edmonton, Canadá”. Sin demasiadas ínfulas la leyenda. Llama la atención sin embargo la disposición de los dedos que sostienen el cartel. Los anulares de las dos manos en posición de fuck you , en sintonía con el locutor de canal 13 que pregona ese gesto como rebeldía canchera. Qué desperdicio. La típica puteada argentina es tanto más sonora y significativa. O un tano corte de mangas habría sido más atinada elección, pero en este caso, ¿quién le iba a sostener el cartel?

La Quinta Pata

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada