domingo, 3 de febrero de 2013

Lincoln, con el piyama de su amante

Tariq Ali
(Traducción: Hugo De Marinis)

El “Lincoln” de Spielberg es restrictivo de manera consciente, concentrándose como lo hace, en cómo se manipuló el voto y logró pasarse la Enmienda 13; sin embargo, la señora Lincoln no está exactamente ausente en la película. Entonces ¿por qué el guionista Tony Kushner - un activista de intensa labor por los derechos de los gays quien cree en el plano personal que hay algunas razones para especular que Lincoln podría haber sido homosexual o bisexual - no incluyó nada de esta especulación en el film? Existe una buena cantidad de evidencia circunstancial que sugiere que Lincoln durmió con un número de hombres. En una entrevista para la revista Gold Derby, Kushner dijo:
Quise escribir acerca de un momento muy específico y elegí ese momento preciso; no creo que haya ninguna evidencia en ese momento particular que Lincoln se estuviera acostando con nadie…En ese periodo parece que no hubiera dormido ni tomado vacaciones y pienso que estaba comenzando a sentirse agotado por la guerra y las presiones de su trabajo. Me resulta difícil creer que Lincoln estuviera durmiendo con alguien.

No muy convincente. En especial cuando tenemos para considerar que uno de los hombres que compartió la cama de Lincoln era su asistente militar y guardaespaldas, el capitán David Derickson (en 1862-63, antes de la acción con que empieza el film). Kushner debe hallar difícil de creer que en el pico de una crisis “acostarse con alguien” no es posible. Pero la historia y el presente contradicen tan limitada perspectiva.

El joven Abe [Abraham Lincoln] era mucho más abierto que sus sicofantes del presente. Él escribió un pre-homenaje al matrimonio gay (citado en Vida de Lincoln , de William Herndon [1889]), que en la actualidad parece ser el único tema que divide la centro izquierda de la centro derecha en la vida política europea-estadounidense:

Te voy a decir un chiste sobre Joel y Mary,
Que no es un chiste ni un cuento.
Porque Reuben y Charles se casaron con dos chicas,
Pero Billy se casó con un muchacho.

▼ Leer todo
Hace unos años, no mucho después de leer el trabajo pionero de C. A. Tripp, El mundo íntimo de Abraham Lincoln, almorcé con Gore Vidal en Los Ángeles y grabé la conversación para su uso en una futura oportunidad. El intercambio que mantuvimos es revelador:

Tariq Ali: Dado el libro reciente y los materiales sobre la homosexualidad de Lincoln, ¿cómo te sientes al haberlo retratado como heterosexual delirante en tu trabajo?
Gore Vidal: Eres un cabrón. Qué pregunta cabrona. Me duele. Me duele. ¿Cómo se me pudo pasar?
Tariq Ali: ¿No lo sabías?
Gore Vidal: No tenía ni idea, pero desde que apareció el libro de Tripp me devoré todo lo que había sobre el asunto. No hay la más mínima duda. Una vez Lincoln estaba en la cama con el capitán y el hijo de este entró al cuarto donde estaban. En otra ocasión alguien tocó a la puerta y Lincoln atendió ataviado con el piyama de su amante. Qué ganso he sido…

Kushner se perdió la oportunidad de difundir el tema, y al actuar así, terminó rindiéndose a lo que los marketineros de Hollywood piensan: que el público es homofóbico. Daniel Day Lewis seguramente se hubiese puesto a la altura de la ocasión, pero tal vez en otra oportunidad.

London Review of Books, 30 – 01 – 13

La Quinta Pata

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada